¿Cuál es tu nombre?

Lorena

 

¿Cómo se llama tu nueva amiga?

Nala

 

¿Por qué te decidiste a adoptar en vez de comprar?

No estoy a favor de la comercialización de los animales, de ponerle precio a un ser vivo. Hay miles de perros abandonados en las calles, protectoras y perreras, esperando a una familia que le quiera, y mientras tanto la gente sigue comprando perros “de raza” simplemente por su apariencia. Un perro te va a dar su cariño sea de raza o no, y te va a querer seas flaco, gordo, calvo, rubio o moreno. No le importará tu físico, ¿por qué a los humanos si?

 

¿Cómo te ayudo Miwuki a encontrar a tu nuevo amigo?

Nala fue encontrada abandonada en un cubo de basura junto a su hermano Copo, cuando no eran más que unos cachorros. La encontré en la app de Miwuki y me encantó. Me puse en contacto con la protectora y viajo desde Jaén hasta el País Vasco.

 

¿Quieres contarnos algo sobre tu nuevo amigo?

Desde el primer momento que la cogí en brazos me llenó a besos y se adaptó muy bien a la casa. Es una perrita muy muy mimosa y le encanta jugar, con personas y con perros sobretodo. Además es muy lista y ya se sabe muchas órdenes: siéntate, la patita, la otra, dame beso, salta, vuelta, quieta, suelta y sube…

Siempre me despierta por las mañanas comiéndome la cara a besos.

Estoy muy contenta de haberle adoptado, y me da pena no haberlo hecho antes.