como cuidar de un gato o gatito

Datos de interés

Frecuencia cardiaca La frecuencia cardiaca normal en los gatos es de 160-220 latidos por minuto.
Frecuencia respiratoria La frecuencia respiratoria normal en un gato es de 20-30 respiraciones por minuto.
Temperatura corporal La temperatura corporal normal de un gato es de 37,5 – 40Cº
Longevidad El promedio de años que puede vivir un gato doméstico bien cuidado es de 15 a 17 años para el macho y de 17 a 19 años para la hembra.
Madurez sexual Pero en general se dice que la maduración sexual del gato es muy temprana: el celo de la gata suele aparecer entre los 5-12 meses de edad y el gato macho suele tardar un poquito más en despertar sus instintos sexuales.
Vida social Los gatos poseen un desarrollado instinto de territorialidad, intentando abarcar grandes zonas, incluso más que los perros.
Duración gestación La gestación de los gatos se alarga unos 65 días, y culmina con el nacimiento de entre uno a cinco cachorros de media.

 

Generalidades

Alimentación Puedes alimentar a tu gato con pienso, alimentos balanceados secos o alimento húmedo. Existen multitud de sabores, presentaciones y marcas. Elige el alimento adecuado para su edad (cachorro, adulto o senior ) y su estado fisiológico (cría, gestación, lactancia, castrado, etc.). No conviene alimentarlos con dietas caseras, ya que es más complicado garantizar un correcto equilibrio nutricional.
Alimentos prohibidos Chocolate, leche, huesos y espinas, carnes saladas y embutido, alcohol, cebolla, cebolletas, puerro, ajo, aguacates, cafeina, pasas, uvas, productos azucarados, frutos secos y pescado crudo.
Agua Tiene que disponer de agua fresca y limpia en otro recipiente, aunque a los gatos les encanta beber de corrientes de agua en movimiento, como pequeñas gotas que caen de un grifo mal cerrado.

 

 

Vacunas

Primera dosis de trivalente felina ( panleucopenia, rinotraqueitis y calcivirus) y leucemia. Entre 1-3 meses
2º Dosis – trivalente felina ( panleucopenia, rinotraqueitis y calcivirus) y leucemia y 1º dosis PIF (peritonitis infecciosa felina. 4 meses
2º Dosis – PIF (peritonitis infecciosa felina) 4 meses y medio
Vacuna Rabia y microchip 6 meses
Revacunación trivalente, leucemia y Rabia 1 vez al año desde la última

 vacuna gato

 

Desparasitación interna

Primera desparasitación 30 días
Segunda desparasitación 2 meses
Tercera desparasitación 3 meses
Desparasitación con cada vacuna que se ponga Desparasitar con cada vacunación (cuando son adultos)
Gatos que viven en el exterior mensualmente
Gatos que viven dentro de casa Trimestralmente
Hembras que van a criar 15 días antes del parto
Hembras que acaban de parir 2 semanas posteriores al parto

 

Cuidados básicos

Corte de uñas Cada 30 días  revisión de uñas
Corte de pelo Recordatorio en verano (solo algunas razas)
Limpieza bucal Cada 6 meses  revisión bucal
Cepillado de pelo gatos pelo corto cada 30 días
Cepillado de pelo gatos pelo medio largo cada 15 días
Cepillado de pelo gatos pelo largo cada 7 días
Limpieza oidos Cada 15 días

 

 shutterstock_152002499

Alimentación

Si deseamos que nuestro gato crezca sano y fuerte debemos garantizarle una buena alimentación; equilibrada y acorde a sus necesidades.
El gato es un carnívoro, en su alimentación son indispensables los nutrientes de origen animal, su metabolismo necesita una gran cantidad de proteínas y grasas procedentes tanto de carne como de pescado.

La opción más segura y la que nos asegurará un correcto aporte de todos los nutrientes necesarios es sin duda la alimentación comercial, los productos especialmente formulados para cubrir todas las necesidades gatunas. Sin embargo, tampoco es perjudicial complementar esta dieta con alimentos caseros y ocasionalmente con otros alimentos como sardinas en conserva o embutido cocido.

Tampoco hay que olvidar que muchos gatos ya complementan su dieta de manera natural con pequeñas presas cazadas durante la noche, esto no significa que el alimento que le proporcionamos sea insuficiente, simplemente se debe a un comportamiento natural e instintivo.
Nuestro gato agradecerá una dieta variada ya que son animales exigentes a la hora de comer, pueden rechazar alimentos que no les “huelan” bien o incluso que estén a una temperatura que le resulte desagradable, y por supuesto, de la misma manera, podrían rechazar su pienso preferido simplemente por haberse aburrido de él.

 

Diferentes tipos de alimentos para gatos:

  • Alimento seco: Se encuentra en forma de pienso de distintos tamaños y composiciones. Se trata de comida balanceada, excelente opción para una alimentación completa. Otro aspecto interesante es que la textura crujiente ayuda durante la masticación a la eliminación del sarro dental. Con este tipo de dieta, el gato necesitará beber más agua.

 

  • Alimento húmedo: Lo encontramos normalmente enlatado, este tipo de alimento suele ser exitoso aunque no conviene una dieta exclusivamente de latas. Hay que prestar especial atención a la composición o adquirirlas de marcas de confianza. El alimento húmedo suele incrementar el olor del aliento y de las heces del animal, además, éstas presentarán a menudo una consistencia demasiado blanda.

 

  • Alimento casero: Ideal para alternar con el alimento seco elaborado. Podemos alimentar a nuestro gato con carne (asada o cocida y sin huesos) o pescado (cocido y sin espinas) aderezado con algún vegetal, pasta o arroz. Esporádicamente, tampoco es perjudicial alguna sardina en conserva o incluso embutido siempre que sea cocido, como jamón york o pavo.

shutterstock_94147270

 

¿Con qué frecuencia debo dar de comer a mi gato?

Tan buena opción es marcar un horario de comida y ceñirse a él con convicción, como proporcionar al animal comida disponible en todo momento para que el mismo se autorregule. En este caso, deberemos ir controlando que el gato no empieza a ganar peso, a pesar de que la mayoría de los gatos comen estrictamente lo necesario, hay gatos glotones, dispuestos a comer todo lo que tengan a su alcance.

 

Si decidimos que nuestro gato siga un horario de alimentación:

  • Debe comer 2 o 3 veces al día
  • Podemos alternar las ingestas con alimentos secos y húmedos:

1 Mañana: pienso o croquetas secas
2 Mediodia: lata o comida casera
3 Noche: pienso o croquetas secas

 

Si decidimos que nuestro gato se alimente a su ritmo:

  • Debemos proporcionarle diariamente unos 100 gr. de alimento seco, para evitar la descomposición. Esta cantidad es aproximada, dependerá de la edad del animal y de las especificaciones del fabricante.

 

En cualquier caso, recordar que nuestro gato depende totalmente de nosotros, es nuestra responsabilidad cuidar de su bienestar proporcionándole el alimento apropiado. Una buena alimentación repercutirá positivamente en la propia salud del animal y se reflejará tanto en su aspecto como en su carácter.


 

Signos de alerta

Presentamos aquí una compilación de las emergencias caninas más comunes en los consultorios veterinarios:

  • Trauma

Si tu mascota ha sufrido algún tipo de trauma como una caída, un balazo, atropellamiento o se estuvo involucrada en una pelea de perros se requiere atención veterinaria inmediata. Incluso si tu gato aparenta estar bien, un chequeo inicial con su veterinario es todavía necesario ya que en algunas ocasiones las lesiones sufridas por un trauma, tales como ruptura pulmonar, hernia de diafragma o hemorragia interna no presentan síntomas de inmediato. Las heridas como laceraciones y mordeduras pueden ser más profundas de que aparentan y pueden surgir complicaciones como una infección cuando se tarda la atención veterinaria. A veces, el dueño no ha presenciado el trauma, pero si se observa el gato andando envergado, aparentemente con algún dolor, sin comer o simplemente actuando raro, entonces lo mejor es llevárselo al veterinario inmediatamente.

 

  • Dificultad respiratoria

La disnea, también se conoce como dificultad respiratoria y se puede manifestar como sibilancia, asfixia, respiración débil o paro respiratorio, puede ser causada por un cuerpo extraño en la garganta, cardiopatía o enfermedad pulmonar. Si el gato tiene algo en su garganta es importante que no trates de sacarlo, hacerlo puede profundizar el objeto aún más, obstruyendo por completo las vías respiratorias. Los problemas respiratorios casi siempre indican problemas mayores de la salud del gato por lo que no demore la atención médica inmediata.

 

  • Condiciones neurológicas

Los problemas neurológicos pueden manifestarse en tu gato como desorientación, falta de coordinación, letargo severo, falta de reacción y coma. Un gato normal y sano es brillante, alerta y responde con entusiasmo; cualquier cambio pronunciado del estado mental de tu gato requiere atención veterinaria inmediata. El letargo y la debilidad pueden presentarse en cualquier enfermedad grave y nunca deben pasarse por alto. En ocasiones, los trastornos neurológicos no afectan la actividad mental (por ejemplo, la pérdida del uso de los miembros posteriores en ocasiones puede ser causada por un disco intervertebral roto). Reiteramos, estos son trastornos graves que requieren atención veterinaria inmediata para lograr el resultado más favorable.

 

  • Convulsiones

Las convulsiones también son consideradas una condición neurológica pero son tan comunes en los perros que merecen una categoría propia. Un gato que nunca antes haya sufrido una convulsión debe ser examinado de inmediato ante una. Los síntomas asociados con una convulsión incluyen temblores y agitación incontrolables, pérdida del conocimiento, brazadas con las patas y posible pérdida de control de esfínteres o vejiga. La causa más común de las convulsiones en los perros es la epilepsia. Pero si tu gato fue diagnosticado como epiléptico, ni toda convulsión será una emergencia. Sin embargo, si tu gato sufre convulsiones múltiples en un período de 24 horas o si una convulsión dura más de un par de minutos entonces tu mascota necesitará atención veterinaria inmediata. Habla con tu veterinario acerca de como manejar la epilepsia y a cual señales debes estar al pendiente. Otras causas de las convulsiones incluyen hipoglucemia en los cachorros, insulinoma en perros adultos e intoxicación en perros de todas las edades.

 

  • Envenenamiento

Encuentras un cebo para ratas mordisqueado mientras llevas la ropa para lavar en el sótano o notas la bolsa de fertilizante rasgada. Si sospechas que tu gato ha ingerido algo potencialmente tóxico llama al veterinario para obtener una recomendación inmediata acerca de qué hacer. Un toxicólogo veterinario podrá recomendarte que induzcas el vómito, busques atención veterinaria inmediata o simplemente controles en la casa, caso la sustancia ingerida sea inofensiva. Mantén siempre a mano un frasco de peróxido de hidrógeno por si alguna vez el veterinario te indique que induzcas el vómito en tu mascota.

 

  • Vómitos y diarrea

Los vómitos y la diarrea son problemas comunes en los perros y aunque pueden ser síntomas de problemas graves de la salud del gato la mayoría de los casos son simples trastornos gástricos que normalmente se resuelven dentro de 24 horas. Si en todo lo demás tu gato parece bien, deja descansar su estómago, evitando que coma de 4 a 6 horas y asegúrate de que tu gato tenga acceso a gran cantidad de agua para que permanezca hidratado. Si presenta síntomas clínicos adicionales como letargo, debilidad o señales dolor – como el jadeo excesivo – entonces se indica atención veterinaria inmediata. Además, si los vómitos o la diarrea persisten más de 24 horas o si notas sangre en los vómitos o en las fices entonces diríjase de inmediato al veterinario. Si tu gato tiene un problema médico crónico como diabetes y comienza a vomitar, entonces no se recomienda aguardar 24 horas sino que debes buscar atención veterinaria lo más pronto posible.

 

  • Abdomen distendido o dolor abdominal

Si notas que el abdomen de tu gato está distendido y parece sufrir algún dolor o incomodidad, entonces es probable que se trate de un problema médico grave que requiera atención veterinaria inmediata. La distensión abdominal puede estar acompañada de arcadas secas, reflejo faríngeo, debilidad, colapso y dificultad respiratoria. La distensión abdominal puede ser provocada por aire atrapado en el estómago que puede hacer con que el estómago se retuerza sobre sí mismo. Esta condición es conocida como dilatación gástrica –vólvulo– o, comúnmente, “hinchazón” – y en general se da en perros de raza grande. Esto pone en riesgo la vida si no se trata y cuanto antes acuda al veterinario, mejores serán las posibilidades de que tu gato presente un resultado positivo. Otras razones de la distensión abdominal pueden ser distensión por fluidos – ascitis – por la cardiopatía y por la hemorragia interna, como una ruptura del bazo.

 

  • Problemas oculares

Los problemas de los ojos en los perros tienen la desagradable tendencia a deteriorarse antes que los problemas en otras áreas. Estos problemas pueden rápidamente desembocar en pérdida del ojo y ceguera si no se tratan, en especial el glaucoma. Los síntomas de enfermedad ocular incluyen enrojecimiento del ojo, secreción, lagrimeo excesivo, inflamación, estrabismo y restregado constante con la pata en el ojo. Incluso si se trata tan sólo de un cuerpo extraño en el ojo o un rasguño superficial en la córnea el tratamiento veterinario puede evitar que un problema menor se transforme en un problema grave.

 

  • Problemas urinarios

Si notas que tu gato no está produciendo orina vaya al veterinario lo antes posible. Aunque es un problema de la salud mucho más común en los gatos que en los perros, las obstrucciones urinarias sí ocurren y son fatales. Si nota dificultad para orinar o sangre en la orina diríjase al veterinario cuanto antes ya que puede ser un síntoma de infección urinaria o cálculos urinarios, que podría complicarse y generar una obstrucción si no se los trata.

 

  • Emergencias en el parto

Si su gata entra en trabajo de parto y usted nota que transcurren más de cuatro horas sin que nazca ningún gatito, esfuerzos durante más de 30 minutos sin resultados o pasan más de dos horas entre los gatitos, entonces es posible que esté sufriendo distocia. Llame a su veterinario de inmediato para recibir indicaciones.

 

La lista anterior no incluye todas las emergencias específicas sino que es una compilación de las emergencias de salud canina más comunes que se han observado. Si está sucediendo algo con tu gato y no estás seguro si se trata de una emergencia o no, tenga en cuenta que la ayuda se encuentra tan sólo un llamado de distancia. Siempre mantenga a mano el número de tu veterinario. Como dueño de un gato conoces a tu mascota mejor que nadie – si sospechas que algo anda mal no dude en llamar. Puede ser la diferencia entre la vida y la muerte. Nunca te sientas avergonzado por llamar o preocuparse, ya que es mejor prevenir que curar.

 

Accede Miwuki Pet Shelter

"Plataforma de adopción de animales"

Miwuki Pet Shelter

Plataforma para la adopción de animales

Adopta a tu nuevo mejor amigo gracias a Miwuki Pet Shelter.

¡Te recomendamos mascotas que se adapten a tu forma y estilo de vida!

¿Estas pensando en adoptar? ¡Pues prueba Miwuki Pet Shelter!