10 consejos para tener un cerdo vietnamita en casa

Los cerditos vietnamitas son una especie de cerdo pequeño que suelen ser utilizados como mascota domésticas. Su pequeño tamaño y graciosa apariencia lo hacen perfecto para tenerlo en casa.

En muchos países no es normal tener este tipo de mascota, muchos tienen ese prejuicio que por ser un cerdo es un animal sucio y lleno de bacterias que hará de tu hogar un total desastre.

Sin embargo estas personas están equivocadas ya que estos animales pueden ser tan afectivas e inteligentes como un perrito. Los puedes sacar a pasear, acariciarlos y darles mucho amor.

10 consejos para cuidar tu cerdo vietnamita

Si en tus planes está adoptar un cerdito vietnamita debes tener en cuenta todos los recursos necesarios para que se encuentre cómodo en su nuevo hogar.

Es por eso que te dejamos estos diez consejos que te van a servir para darle la mayor comodidad a tu nueva mascota.

El olor “a casa”

El cerdo vietnamita tiene un sentido del olfato muy sensible. Por eso una vez que llega a su nuevo hogar es necesario que lo dejes explorar la casa y se adapte a los diferentes aromas de la misma.

El adiestramiento

Por más loco que parezca, los cerditos también pueden aprender a responder a un llamado, comer de la mano y pasear sin necesidad de utilizar correa. Puedes encontrar muchos de estos adiestramientos en internet.

La alimentación

Estos suelen comer de todo, pero hay que evitar la comida de cerdo de granja, ya que viene con muchas grasas innecesarias para el cuerpo de un cerdito vietnamita.

La higiene

Normalmente los cerditos pequeños no huelen, debido a que no están  en constante contacto con sus heces como normalmente se encuentran los cerdos de granja. Sin embargo se recomienda que se bañen al menos una vez cada 5 meses.

En las tiendas de mascotas se pueden encontrar todo tipo de productos que pueden ayudar a mantener la piel de tu cerdito sana.

El arenero

Si no tienes un jardín o un pequeño patio, lo mejor es conseguir un arenero un poco grande. Tienes que hacerlo lejos de su cama o de su sitio para comer, ya que a los cerditos vietnamitas no le gusta estar cerca de sus heces.

La salud

Es necesario que lleves al cerdo al menos 3 veces al año al veterinario, todo esto para cumplir con sus vacunas y revisiones regulares.

El paseo

Es necesario que lo saques a pasear al menos una vez al día, aléjate de sitios que estén llenos de perros, utiliza una correa y camina a su paso. No apresures al cerdito mientras dan el paseo.

El juego

A los cerdos vietnamitas les encanta jugar, uno de sus mayores juegos son cavar hoyos, por eso puedes construirle un arenero adicional para que pueda jugar con tierra o con arena sin problema.

Las posturas

Los cerditos ODIAN estar boca arriba, esto les causa un poco de incomodidad, se sienten vulnerables y amenazados. Por eso trata de siempre jugar con ellos con sus cuatro patitas en el suelo.

La atención

Los cerditos necesitan tanta atención como un perro, es necesario que ellos tengan la misma cantidad de cariño, atención, y mimos como los que le puedes dar a un gatito o cachorro. Así que el amor es fundamental para la salud del animal.

Ahora que conoces como cuidar un cerdo, ya estás más que listo para tomar al decisión de llevarlo a casa y empezar a tener lindos momentos con ellos.

 

2018-07-10T05:55:27+00:00