Cómo tener varios gatos

cat-451377_960_720

¿Te estás planteando aumentar tu familia gatuna? Si es así, es importante que primero tengas en cuenta una serie de cosas que te voy a contar en este artículo, pues aunque nos gusten mucho estos animales y podamos cuidarlos, a veces el gato que ya tenemos no desea tener un compañero. Y si eso ocurre, los problemas surgirán desde el primer momento en el que el segundo felino llegue a casa.

Para evitar esas situaciones es, pues, fundamental que conozcamos bien a nuestro amigo. Sólo de esta manera podremos, al menos intuir, si le podría caer bien un nuevo felino o no. Así, te voy a contar todo lo que necesitas saber sobre cómo tener múltiples gatos.

 

¿Cómo saber si mi gato podría querer un nuevo amigo?

Gato escondido

No todos los gatos son igual de sociables, y por lo tanto, no todos convivirán igual de bien con otros de su especie. De hecho, muchos de ellos si pudieran vivirían solos con su familia humana, y con nadie más. Sin embargo, si su humano de vez en cuando acoge a gatos que están a la espera de ser adoptados, o si lleva a casa gatitos que han sido abandonados, no les queda más remedio que aguantarse. Pero no es lo que toca; quiero decir, si tenemos a un peludo al que no le gustan las compañías gatunas, no le obliguemos a estar con otros de su especie si no quiere, ya que al final lo que conseguiremos es que se enfade con nosotros, se estrese y se agobie.

En el caso de que nuestro gato sea sociable por naturaleza, que se acerque a las visitas cada vez que las recibís, que le encante jugar y hacer cosas durante todo el día (bueno, excepto cuando duerme 🙂 ), entonces convivir con un segundo felino podría ser una opción muy interesante, especialmente si pasa mucho tiempo solo. Y es que así podrá divertirse todavía más, pues podrá entretenerse con otro de su especie, con un igual a él.

Consejos para tener múltiples gatos en casa

Gatitos en el exterior

Acoge un gato

Antes de buscar otro gato para adoptarlo o comprarlo, te recomiendo que acojas temporalmente a uno de los muchos felinos que, seguro, hay en tu refugio de animales más cercano. Acogiéndolo, no sólo lo ayudarás a que vuelva a estar tranquilo y a sentirse seguro viviendo con los humanos en un hogar, sino que además así te asegurarás de que a tu peludo le gusta la idea de pasar tiempo con un igual.

Además, si al final todo sale bien, puede que incluso te encariñes lo suficiente con él como para querer adoptarlo. Pero eso es algo que sólo tú puedes decidir.

Preséntalos poco a poco

En ningún caso debes de llegar a casa y abrir el transportín para que el nuevo inquilino entre sin más, pues tu gato (el que ya tenías) podría sentir que invaden su territorio. Así pues, lo que te recomiendo hacer es lo siguiente:

  1. Por lo pronto, puedes dejar el transportín con el inquilino dentro en el suelo para que tu ”viejo” amigo y él se puedan ver y oler durante unos minutos.
  2. Si no hay gruñidos, ni se les eriza el pelo, ni hay intentos de morder, ni miradas desafiantes, sólo en esta situación podrás abrir la puerta del transportín y tenerlos vigilados. En caso contrario, te recomiendo pasar directamente al paso 3.
  3. Lleva al inquilino a una habitación en la que tenga una cama, comedero, bebedero y un arenero donde va a estar de 3 a 5 días. Durante ese tiempo, a diario intercambiarás su cama con la de tu ”viejo” gato. Así, poco a poco irán aceptando el olor del otro, lo cual les ayudará a tolerar la presencia del otro peludo.
  4. A partir del cuarto o quinto día el inquilino lo más probable es que tenga muchas ganas de salir y explorar el hogar, por lo que se puede poner una barrera de seguridad para bebés para que los dos gatos puedan verse estando seguros.
    Si hay algún que otro bufido es normal, incluso alguna que otra ”patada”. Lo que no puede haber son intentos de arañar y/o morder al otro; si los hay, tendrás que mantenerlos separados durante un tiempo, hasta que dejen de comportarse así.
  5. Si todo va bien y muestran curiosidad por el otro, puedes quitar la barrera y dejar que jueguen.

Sigue estos pasos también si quieres tener tres o más gatos.

No intervengas a menos que sea estrictamente necesario

Puede resultar obvio, pero el ser humano suele actuar cuando piensa que el gato se está peleando con el otro, cuando lo que ocurre es que están jugando. Así que, ¿cómo diferenciar el juego de la pelea?

  • Juego: cuando un gato quiere jugar puede poner una pata encima de la cabeza del otro mientras lo mira tranquilo, empezar a jugar con la cola de su amigo para ”picarle” y hacer que juegue con él, tirarle una pelota o un objeto de manera que pase justo por delante de él o que choque con él, etc.
  • Pelea: cuando un gato quiere pelear, mostrará una actitud agresiva. Fijará la mirada en el otro gato, se le erizará el pelo, puede mostrar los colmillos y las garras, tendrá las orejas hacia delante, y también puede gruñir y bufar.

Asegúrate de que cada gato tiene lo que necesita

Cada gato debe de tener su propia cama, comedero, bebedero y no nos podemos olvidar tampoco del arenero. Los felinos son muy suyos con estas cosas, y a menos que ya se tengan mucha confianza, no van a querer compartir nada de esto con un segundo gato. Por lo que para evitar sorpresas hay que asegurarse de que todos los peludos tienen sus propios accesorios.

Gatos durmiendo

Hay gatos que necesitan la compañía de otros felinos, pero asegúrate de que así sea antes de acoger para siempre a un nuevo amigo para evitar que surjan problemas 🙂 . Y, por cierto, no te olvides de tener mucha paciencia y de darles mucho cariño a todos para que ninguno de ellos se sienta aislado, y para que todos sean felices.

Fuente: el post “Cómo tener varios gatos” proviene de “Noti Gatos “, puedes consultar el contenido original en: http://ift.tt/2bj5ZLf

Accede Miwuki Pet Shelter

"Plataforma de adopción de animales"

Miwuki Pet Shelter

Plataforma para la adopción de animales

Adopta a tu nuevo mejor amigo gracias a Miwuki Pet Shelter.

¡Te recomendamos mascotas que se adapten a tu forma y estilo de vida!

¿Estas pensando en adoptar? ¡Pues prueba Miwuki Pet Shelter!