Si quieres adoptar un loro, esto es lo que debes saber

Tener un loro es lo más común en muchos hogares para quienes no quieren complicarse la vida con los cuidados de un perro y prefieran el encanto de estas aves. Sus principales características son el plumaje llamativo y su habilidad de imitar sonidos.

Alimentación de un loro

Cada especie varía su alimentación ya que hay muchas de ellas. Cotorras, Loro Real Guacamaya, son solo alguna de estas especies, todas variando desde el tamaño hasta los colores mas no lo hacen mucho en su alimentación pero si en la cantidad.

Resultado de imagen para loros

Lo más común entre estas aves en su alimentación son las semillas y frutas como el mango, guayaba, bananas, guanábana, semillas de girasol entre otras, para tener un emplumado amiguito de estos no es obligatorio cumplir estrictamente esta dieta ya que también pueden comer algunos alimentos para humanos como el arroz y la pasta.

Imagen relacionada

Cuidados de un loro

Uno de los cuidados principales que necesitan estos emplumados amigos es el limado de las uñas y el pico, esto permitirá que ellos no lleguen ni a lastimarse ni a lastimarte en dado caso que tengas contactos con ellos.

Si no limas su pico adecuadamente su alimentación se verá perjudicada, ya que este crecerá y se encorvará de tal forma que el simple hecho de comer le será casi imposible. Lo más recomendable es que realices ambos limados al menos cada 6 meses.

Imagen relacionada

Debes tener una jaula amplia de lo contrario el poco espacio para estas aves pueden atrofiar los músculos de sus alas. Necesitan espacio para poder aletear de vez en cuando, estirarse y también para jugar.

Dedicarle tiempo a tu loro tendrá sus recompensas, estos amigos emplumados saben cómo ser agradecidos,  con algo más de esfuerzo y constancia si les enseñas algunas palabras, nombres o canciones podrás disfrutar de una grata conversación con tu loro.

Imagen relacionada

Mantén la jaula en buenas condiciones los loros ensucian tan rápido como pueden, lo recomendable es limpiar su jaula diariamente.

Ubica la jaula en un espacio donde puedas prestarle atención y donde pueda estar alejado de ruidos fuertes como la televisión o niños jugando. En una esquina o pared lo mantendrá libre de estrés, ya que el ejemplar no tiene que cuidar de sus espaldas, sobre todo si se encuentra en un ambiente nuevo.

Imagen relacionada

Cómprale algunos juguetes, ya que inevitablemente tendrás que dejar a tu loro en casa por motivos de trabajo o de algún viaje donde no puedas llevarlo contigo. Los más recomendables son las figuras geométricas de diferentes colores que se cuelgan en la jaula para entretener al loro evitando el picaje.

El loro es un ave realmente hermosa, su divertida habilidad de poder imitar la voz humana y su inteligencia lo convierte en una de las mejores mascotas, así que si eres amante de las aves y quieres optar por uno de estos ejemplares ya tienes algunos consejos básicos para su alimentación, cuidado y entretenimiento.

Tito, un Loro Real de 9 años y medio posa con su mami Mayra para nosotros.